Hasta la ciudad de Santiago viajó la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, para colocar un recurso de protección en contra el Subsecretario del Interior, Mahmoud Aleuy, quien envío un documento ordinario 25612 de fecha 23 de octubre, el cual prohíbe eventos públicos y masivos entre el 10 y 21 de enero, por la venida del Papa Francisco a nuestro país el año siguiente, con la justificación de que dicha visita implicará un trabajo adicional de Carabineros de Chile en la seguridad del Papa, lo cual es considerado una medida totalmente exagerada por nuestra autoridad, por lo que este recurso de protección fue puesto en la Corte de Apelaciones de Santiago.

Esta resolución afecta directamente a las comunas turísticas que entre estas fechas se encuentran con su temporada alta, es por ello que este recurso de protección busca resguardar el desarrollo normal de eventos públicos y masivos en la comuna de Caldera, donde se ven beneficiado no sólo los Calderinos y Calderinas, sino toda la región de Atacama y turistas que visitan de todo Chile y el Mundo, a esta comuna turística de Atacama.

Brunilda González, alcaldesa de Caldera, señaló “Hemos viajado hasta Santiago para interponer este recurso de protección contra el Subsecretario del Interior junto a nuestro abogado patrocinante Patricio Flores, debido a un oficio que no nos permite desarrollar actividades en pleno periodo estival, me refiero a enero del 2018 y esto es muy perjudicial para nuestra comuna, ya que tenemos una serie de actividades veraniegas para nuestro habitantes y visitantes que vienen en su periodo de vacaciones, es por eso que queremos anular esta medida arbitraria, ilegal que afecta al derecho a la libertad de reunión de ciudadanos a lo largo de todo el territorio nacional, pero nosotros lo hacemos en nombre de la comuna de Caldera. A nosotros como comuna no hubiera gustado mucho que los organizadores de esta visita Papal hubieran pensado en traer al Santo Padre hasta la Mina San José, que queda en nuestra comuna, porque ahí fue donde hubo el gran milagro del siglo 21, como fue sacar con vida a 33 mineros después de 70 días bajo tierra. Pero encontramos injusto que nuestra comuna se vea afectada de no hacer actividades de caracteres públicos o masivos, ya que de tratarse de eventos familiares no incurren en la necesidad de un gran número de efectivos policiales. Esta medida afectara directamente al comercio, al turismo, habitantes, visitantes de Caldera, y son precisamente estos ámbitos los que intentamos salvaguardar con la presentación de este recurso de protección. Esperamos que sea bien recibido y podamos mantener nuestro cronograma de actividades, que por lo demás, está planificado con mucha anticipación”.

Esto se suma a la intervención de la diputada Yasna Provoste, en la Cámara de Diputados y en la cual señaló “Quiero hacer un llamado a nuestro gobierno porque creo que es un despropósito impedir que se realicen actividades masivas entre el 10 y 21 de enero del próximo año, esto afecta enormemente a las regiones que no vamos hacer objeto de la visita de Su Santidad y porque creo además que esto nos pueda permitir generar un debate con respecto a lo que se considera un evento masivo. Cuando en las comunas costeras de nuestra región se organizan festivales, jornada deportivas y de bailes masivos, no pueden impedirse porque no estamos pensando en que estas actividades congreguen una participación importante de efectivos policiales, creo que esto permite también remover las estructuras desde el Ministerio del Interior que desde acá debemos repensar esta decisión, porque las comunas turísticas de nuestra región como Chañaral, Caldera y Huasco, quienes desarrollan turismo social, es muy importante que tengan garantías para realizar estas actividades e invitamos a nuestro gobierno a revisar el concepto de acto masivo y permitir que en el resto de las regiones que no vamos a contar con la visita del Papa podamos llevar adelante las actividades en beneficio de nuestros propios habitantes”.