En presencia de la alcaldesa Brunilda Gonzales Anjel se inauguró la herramienta que permitirá a personas con capacidades distintas disfrutar de las tranquilas aguas de la Playa La Mansa.

Fue al mediodía del viernes 5 de enero que se llevó a cabo la ceremonia inaugural de la primera silla anfibia de la Región de Atacama, gestionada por la Asociación de Discapacitados de Caldera (DISCAL), en conjunto a la Unidad de Discapacitados de la Municipalidad. Esta iniciativa se suma a las ramplas instaladas el 2012 en las playas de La Mansa y Las Piscinas de Bahía Inglesa.

Octavio Oyarzún, presidente de la DISCAL “Es muy importante para Caldera y para nuestra agrupación ser referentes a nivel nacional. Esperamos que esta iniciativa se replique en las otras comunas de la región. Ya que esto aumenta la calidad de vida significativamente para las personas con capacidades distintas, ya que ya no están mirando desde afuera, desde la soledad y el abandono. Ahora somo partícipes a través de esta herramienta que permite la accesibilidad universal a nuestras playas”.

Con mucha alegría los y las participantes de la actividad presenciaron como Patricio Segovia, quien fue víctima de un accidente que lo dejó paralítico el año 2007, hizo uso por primera vez de la silla anfibia que será dispuesta a la comunidad y sus veraneantes durante esta temporada estival.

La alcaldesa de Caldera Brunilda Gonzales Anjel, manifestó “Caldera es una comuna turística que no puede quedar atrás en materias de inclusión, pese a la implementación de las ramplas existía la limitación de no poder acceder al agua. Hoy con la instauración de la silla anfibia las personas disfrutarán de las playas de nuestra zona”.