Cerca de seis horas la comuna de Caldera estuvo sin energía eléctrica, después que este lunes a las 09 de la mañana y producto de una falla en el sistema de transmisión en la Subestación Caldera que queda localizada donde se encuentra el antiguo camino de los japoneses, se registró una interrupción no programada del suministro eléctrico y que afectó a 7514 clientes en todo el puerto, la empresa Emelat dispuso de inmediato a su personal para realizar las maniobras de recuperación por parte de personal CGE Transmisión, mientras que también dispusieron por parte de la empresa de generadores portátiles que entregaron suministro eléctrico en algunos sectores céntricos de la comuna y en Bahía Inglesa.

Hasta la Subestación Caldera, llegó la primera autoridad de Caldera, Brunilda González, para ver en terreno la situación del corte de energía, quién manifestó “Una gran cantidad de habitantes de nuestra comuna fueron afectados por este corte de energía por parte de Emelat en la comuna, esto coincidió paradójicamente con lo que significó una llovizna bastante densa en nuestro puerto y nos encontramos con la subestación que tuvo una falla a través del sistema de transmisión, por lo tanto la empresa que se hace cargo de aquello es TransNet, quienes han trabajado en este sector y esta visita es para ver lo que había sucedido y hemos visto que los operario han estado realizando limpieza de toda lo zona de este gran generador y uno siempre se queda con la duda; Será falta de mantención o estas condiciones del tiempo haya afectado a tal magnitud que significa un corte en toda la comuna, esas son las dudas que tendrá resolver la empresa Emelat cuando entregue el informe con respecto a cuál fue la falla real de lo que significó este corte de energía”.

Con este corte de cerca de seis horas el ritmo en la comuna siguió su curso normal, ya que algunos centros comerciales, bancos y servicio de salud tiene sus propios generadores de energía, no así en algunos comerciantes minoritarios que ya se estaban preocupando por sus productos.

Por su parte, Andrés Astudillo, presidente de la Cámara de Comercio de Caldera, quién declaró “En verdad nos afectó mucho ya que no estamos preparados para aun imprevisto de este tipo, nosotros como restaurant tuvimos que cerrar porque no cumplíamos con los estándares que nos exige el Servicio de Salud, ya que no tenemos generador,  algunos locales de ventas de helados tuvieron problemas, pero cuando llegó la energía pudimos abrir ya que la situación se estaba normalizando”.