La Unidad de Bienestar Animal de la Municipalidad de Caldera han desarrollado un gran trabajo durante toda la semana ante la gran demanda de personas que llegaron con sus mascotas en su mayoría perros, esto porque este recordemos que el pasado 12 de febrero, comenzó a regir las sanciones en el marco de la “Ley Cholito” para quienes aún no han realizado el registro de sus mascotas o animales de compañía como perros o gatos, ya que a contar de esa fecha para quienes no tengan a su mascota inscrita en el registro nacional deberán pagar una multa. Según la Ley, el microchip no es obligatorio, y existen otros métodos también válidos para registrar al animal. El dispositivo subcutáneo se recomienda ya que es la forma más segura para identificar a las mascotas en caso de extravío o robo. Desde el 2015 se implantaron 1000 microchips en distintos operativos de esterilización realizo esta unidad municipal, en el 2016 se adquirieron 600 microchips y el 2017 se implantan 1000 en operativo en conjunto con la Subdere y el año recién pasado se implantan 2000 microchips y ahora ultimo se compraron 2000 más para cumplir con la ley

Carlos Pérez, médico veterinario de la Municipalidad de Caldera, señaló “este e un trabajo que venimos desarrollando como unidad hace cuatro años con varios operativos para la ciudadanía en diferentes unidades vecinales como también en lugares rurales de la comuna con la implementación de microchips esto solo viene a ratificar lo que estábamos haciendo como municipio, en esta ocasión ha sido mucha la demanda ya que las personas siempre dejan las cosas para última hora. El trabajo se ha hecho en conjunto con la Unidad de Fiscalización para comenzar a trabajar en un corto plazo con las multas a las personas por la tenencia irresponsable de su mascota y que no cumplan con la nueva ley que es la 21.020 que obliga a tener a la mascota registrada y que las mascotas se encuentre dentro de los hogares”.

El trabajo consiste en colocar el dispositivo interno que es el microchips, luego se cursa el certificado y las personas deben acercarse con la clave que debe ser solicitada en el Registro Civil para posteriormente sean inscrito en el registro nacional de mascotas. La ley considera además el abandono como un acto de maltrato o crueldad animal. Si una entidad fiscalizadora constata un hecho de este tipo, una persona podría recibir como pena presidio y multa, además de inhabilidad absoluta y perpetua para la tenencia de cualquier tipo de animales.

El proceso de fiscalización lo realizarán las Municipalidades como las Seremía de salud a lo largo del país, es que más que una marcha blanca, sea una marcha blanda, una fiscalización más de carácter informativo.

Accesibilidad