La alcaldesa de Caldera, acompañada de representantes de la empresa estatal Econssa Chile y de la transnacional Inima Claro Vicuña Valenzuela se reunieron en las dependencias del municipio de la comuna para dar el vamos al proyecto que proveerá de agua a cuatro comunas de la región.

Alrededor del medio día del martes 9 de enero se firmó el convenio que da el vamos a la primera etapa del proyecto de agua desalinizadora para la Región de Atacama. La alcaldesa de Caldera, Brunilda Gonzáles Anjel, en conjunto a los directivos de la empresa estatal Econssa Chile, Patricio Herrera (Gerente General) y Juan Carlos Latorre (Presidente Directorio), y representantes de la empresa INIMA Claro Vicuña Valenzuela, se reunieron en el Salón de Honor del Municipio para llevar a cabo la ceremonia en presencia de juntas de vecinos, agrupaciones comunitarias y dirigentes sociales.

Tomando en cuenta la escasez de agua que vive la Región, debido a la vulneración de derechos socioambientales, el establecimiento de esta industria proveerá de H2O a las comunas de Chañaral, Caldera, Copiapó y Tierra Amarilla.  La planta aspirará el agua del mar a través de una cámara ubicada a 250 mts de la costa y 20 mts bajo el nivel del mar, quitará los organismos que contenga el elemento vital  a través de filtros, luego eliminará la sal por osmosis inversa y dejará disponible del recurso vital para el consumo humano.

El Presidente de Econssa Chile expresó que “Esta es una obra extraordinaria por la forma en que ha sido planteada, permite el desarrollo sustentable para la Región de Atacama y que además garantizará en una primera etapa de 450 lts/s  y luego alcanzará los 1200 lts/s. Es un proyecto muy esperado por toda la comunidad de Atacama, ya que le entrega a otros sectores como lo son: la minería, la agricultura, la industria agua”.

La contratación de los y las trabajadores estará a cargo en una primera instancia de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) de Caldera, el cual proveerá del 44% de mano de obra oriunda de la comuna, desglosado en un 8% de mano especializada y 36% de mano de obra no especializada. Además lo que establece este convenio es que servicios de hotelería, alimentación, hospedaje, transporte y vigilancia también deben provenir de la comuna, generando un alto impacto económico.

La alcaldesa Brunilda Gonzáles Anjel se expresó al respecto “Nosotros seremos el ente regulador que garantice que la mano de obra contratada especificada en este convenio sea cumplido. Vamos a formalizar, fiscalizar, regular y vamos estar pendientes que se pueda llevar a cabo este proyecto tan relevante  y que cumpla el objetivo central que es el desarrollo armónico y sustentable de nuestras comunidades”.

La inversión que realizó el Gobierno de Michelle Bachelet se acerca a los $100 millones de dólares en Caldera y  se suma a proyectos como el mejoramiento Playa El Jefe, Paseo Las Machas, Paseo Monseñor Ariztía, Jardines Palomita Blanca, Pecezuelo y Mi Primera Estación, CDI, Escuela Manuel Orella Echanez, entre otros.