Con una ceremonia en homenaje a Violeta Parra se dio inicio al XVIII Encuentro de Escuelas Rurales de la provincia de Copiapó, organizada por la Escuela José Joaquín Vallejos de la Hacienda María Isabel ubicada en la comuna de Caldera, en esta oportunidad estuvieron de la comuna de Tierra Amarilla los establecimientos educacionales Paul Harris, Escuela G39 de Hornitos, Escuela Félix Susaeta Escuela Jaime Prohens y Escuela G105 de San Antonio, de la comuna de Copiapó participaron los establecimientos, Escuela Básica de Totoral, la Escuela Emperatriz Sepúlveda Landeros de Inca de Oro, finalmente la Escuela  José Joaquín Vallejos de la Hacienda María Isabel de Caldera.

La jornada inaugural se desarrolló en el sector de Plaza Estación con números artísticos de los alumnos y muestra de trabajos en arpillera y pintura. Esta iniciativa convocada el director de la Escuela José Joaquín Vallejos, permitió intercambiar experiencias y mostrar el trabajo que se realiza en este tipo de escuelas.

Sergio Valladares, director y profesor de la escuela José Joaquín Vallejos, señaló “Muy contentos con la participación de alumnos de otros colegios rurales que han venido hasta nuestra comuna, esto es muy reconfortante porque nuestros colegas han venido a la convocatoria que les hemos dado, esta actividad se hace anualmente y es itinerante en todas las comunas que acogen a las escuelas rurales, estamos hablando de Caldera, Copiapó, Inca de Oro y Tierra Amarilla y la idea es desarrollar intercambio de actividades culturales, muestra folclóricas y actividades deportivas”.

Fueron de 300 personas que se dieron cita durante un día entero en el puerto de Caldera, con almuerzos y jornadas deportivas en playa La Mansa, cuando la tarde se iba los alumnos regresaron a sus comunas correspondientes.

Luisa Collarte, Concejala de la comuna, quien manifestó “Estamos acompañando a estos alumnos, profesores y directores de las escuelas rurales de la provincia de Copiapó, felicitar a los organizadores y donde podemos apreciar el talento de los alumnos y el trabajo de sus profesores, quienes hacen patria en cada rincón de nuestra región entregando la educación a niños y niñas”.

Aubín Valenzuela, quien lleva 16 años en la escuela de Totoral, indicó “La verdad de las cosas que esto es motivo de gran orgullo para todos nosotros venir de tan apartados lugares, esto porque siempre se nos dice que hacer patria en lugares recónditos de nuestro país donde el profesor rural pasa muchas veces en el anonimato y este tipo de encuentro se puede apreciar el trabajo de nuestros colegas, tengo 36 años de servicio de los cuales 16 los he trabajado en mi escuela de Totoral”.