El programa “El sabor lo pongo yo” del Club de Adultos Mayores Villa del Desierto finalizó el 31 de enero en una ceremonia en presencia del alcalde subrogante David Martínez, miembros del Honorable Consejo y familiares de los y las participantes del taller de cocina. Este proyecto fue financiado a través de un Fondo Nacional de Desarrollo Regional de la glosa 2017 del Gobierno Regional, y llevado a cabo gracias a la gestión de la Dirección de Desarrollo Comunal  de la Municipalidad de Caldera. 

El último capítulo se trató de dos recetas muy adhoc con la temporada la monitora y chef internacional Cristine Berckoff en conjunto a sus ayudantes de cocina prepararon dos platos, en primero lugar el Chutney de Berenjenas, una salsa que puede comerse fría y caliente para acompañar carnes y ensaladas, para luego pasar al segundo plato la Ensalada Waldorf, un plato frío agridulce especial para darle un frescor a este verano. 

Cristopher González, el Encargado del Departamento del Adulto Mayor, quien colaboró en todo el proceso, comentó: “Nosotros realizamos estas actividades para que ellos se sientan personas partícipes y activas en nuestra comuna, además de que se visibilice la importancia sobre las personas mayores. Esta primera temporada fue un sueño, ver a un adulto mayor contento o nervioso junto a la cámara es una oportunidad única que los saca de la monotonía”.  

Los abuelos y las abuelas luego de diez capítulos emitidos desde distintos espacios públicos de nuestra comuna como la Plaza Carlos Condell, el Balneario de Bahía Inglesa, la Avenida Wheelwright, el Paseo Las Machas y muchos otros, se despidieron de una grata experiencia que se enfocaba en la alimentación saludable.  Fueron aproximadamente dos meses los que estuvieron compartiendo y aprendiendo sobre la vida sana, usando preparaciones que en su mayoría estaban compuestas por verduras, frutas y semillas.  

También Raquel Pincheira, quien participó activamente en el programa realizó una invitación a toda la comunidad perteneciente a la tercera edad: “Invito a todas las personas de la tercera edad que salgan de sus casas, que no se queden encerrados mirando televisión, les hago un llamado a que participen de estas actividades que son experiencia que nos llenan de vitalidad y alegría, a mi me ha servido mucho ser parte de estos talleres que están enfocados especialmente en nosotros, los abuelos y abuelas de Caldera”.