+56 52 2 535560 alcaldia@caldera.cl

Con la presencia de cinco de los 33 mineros de Atacama la Municipalidad de Caldera llevo a cabo una jornada de reflexión para recordar el 22 de agosto como un hito importante del accidente de la Mina San José porque fue ese día cuando el mundo entero supo que los mineros atrapados estaban con vida. Era el amanecer de ese día y la incertidumbre de las familias de los mineros veían con impotencia y frustración de los fallidos intentos por llegar a los mineros atrapados. Pero ese día seria un día totalmente diferente porque sería el día del milagro.

En esta actividad estuvieron presentes, la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, el Obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aös, representantes de la Armada, Carabineros, PDI, Empresas Mineras, comunidad y los Mineros Luis Urzúa, Jorge Galleguillos, Mario Gómez, Darío Segovia y Ariel Ticona.

En su discurso el jefe de turno y el ultimo minero en ser rescatado, Luís Urzua, señaló “Quiero agradecer al municipio de Caldera por desarrollar esta actividad que de alguna manera recuerda importantes hitos de nuestro accidente, quiero recordar el buen trabajo en equipo mientras estábamos bajo tierra, todos desarrollamos distintas actividades para suscitar, para poder pensar que estábamos vivos y poder creer en Dios, el 22 de agosto es el día más importante para mí personalmente y de todo lo que ha pasado porque ahí se demostró que la Fe mueve montaña y esta montaña la vieron millones de personas en todo el mundo y esta montaña esta en Chile, en Atacama y en esta comuna de Caldera, por lo tanto lo que se está siendo en este día que nunca se olvide”.

Durante la jornada de reflexión también hubo tiempo para la cultura y es por eso que un grupo de funcionarios municipales recreó el momento en que dos muchachos corrieron cerro abajo para dar la noticia que los mineros estaban vivos, también la Agrupación Kultury, con dos cuadros de nuestra danza nortina como es el Tinku y la Saya.

Otro de los Minero presente, Darío Segovia, expresó “Esto se había perdido y estábamos quedando en el olvido, me alegra mucho que la alcaldesa de Caldera y sus funcionarios lo hayan retomado porque esto fue un hito importante en la minería chilena y mundial, mas me alegro por nosotros que de alguna manera nos reencontramos en un lugar como es la Mina San José”.

El momento de reflexión lo entregó el Obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aös Bracco, quien manifestó “Hoy hemos participado en una hermosa actividad y poder fecjas tan importantes porque son fechas de vida, porque son la victoria del tesón, muchos esperaban que estuvieran vivos pero el amor y la fe los sostuvo para llegar a encontrar ese testimonio para decir que estaban bien los 33 y eso es importante porque para nosotros es recordar pero también hacer un compromiso para el futuro y ese compromiso es que nunca más ocurra este tipo de accidente en las minas de nuestro país. Envío un menaje a estos hombres que sufrieron 72 días debajo de la tierra, un saludo de agradecimiento por lo que han hecho antes y después, la verdad es que yo visite a Mario Gómez en la clínica, pero a todos va mi saludo y a los que no están enfermo que puedan seguir disfrutando de la buena salud”.

Una de las autoridades que llegó primero a este accidente junto a un grupo de mujeres,  voluntarias de la Cruz Roja y voluntarios del Cuerpo de Bomberos, la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, quien indicó “Ya son siete años de haber ocurrido este milagro, nosotros nos enteramos alrededor de las 13 horas que todos los mineros estaban vivos y se concreta públicamente a través de este papel que recorrió el mundo. Esta fecha la vamos a seguir recordándola en la medida que podamos todos hacer que la situación que se vivió en la mina San José, no sea solo un recuerdo, sino que sea la imagen de un colectivo nacional expresado en un territorio como es la comuna de Caldera, lugar donde se encuentra esta mina y podamos tomar estos tres hitos como el 5 y 22 de agosto y el 13 de octubre. Hoy tuvimos la dicha de tener a cinco de los 33 mineros, inclusive Mario Gómez que en el último tiempo ha estado muy enfermo y estuvo 20 días hospitalizado y simplemente no se estaba haciendo lo correcto en ayudar a este minero en función de entregar una maquina que lo abasteciera de oxigeno y tenemos a otro minero quien escribió el mensaje como José Ojeda, quien se encuentra hace tres meses en una clínica en Santiago, después de tanto tiempo están apareciendo enfermedades a los mineros como efecto del tiempo que estuvieron en las peores condiciones al interior de esta mina”.