El puerto de Caldera no estuvo ajeno para conmemorar el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, ya que a través del Centro Integral de la Mujer se desarrollaron diversas actividades para destacar este importante día y  sensibilizar a la población sobre uno de los grandes problemas que enfrentan miles de mujeres.

Las actividades comenzaron a desarrollarse a contar del viernes con el despliegue de un lienzo en el frontis del municipio por la alcaldesa Brunilda González y un grupo de mujeres funcionarias municipales, luego por la noche se realizó una velaton denominada “Mariposas Inolvidables” en el frontis de la iglesia San Vicente de Paul, un homenaje a los 36 femicidios ocurridos este 2017, en esta ocasión las asistentes recordaron los nombres y lugares donde fueron asesinadas las mujeres.

Nicol Balboa, Centro Integral para la Mujer, señaló “En todo el mundo se está llevando a cabo esta actividad y nuestra comuna no ha querido estar ajena a ello y se ha sumado a este importante día para nuestras mujeres que sufren algún tipo de agresión tanto física como psicológica o económica, atentando contra el respeto y la dignidad que todas las personas merecemos y queremos que cada mujer tenga las herramientas e información para prevenir estas situaciones en sus vidas y en su entorno cercano, así como saber a dónde acudir cuando requieran ayuda”.

El sábado recién pasado las actividades prosiguieron con una corrida familiar albergando una gran cantidad de mujeres y familias para participar  en esta corrida por las calles de la comuna.

Brunilda González, alcaldesa de Caldera, manifestó “Nuestra comuna nunca ha estado ajena a esta conmemoración, tanto como mujer y también como alcaldesa tengo la obligación de decir basta. No queremos más violencia, no queremos más muertes y eso se va a lograr cuando la comunidad este empoderada y tenga claridad de lo que queremos. Queremos reflexionar acerca de la violencia contra nuestras mujeres una de cada tres mujeres vive alguna forma de violencia, física o psicológica, es decir que la violencia está alrededor de todos nosotros, el llamado es estar atentas, a identificar esos síntomas, a denunciar, a apoya, a entregar respaldo a esas mujeres que viven todos los días este sufrimiento y que en su aislamiento no tienen las herramientas para salir adelante”.