La primera autoridad comunal de Caldera, Brunilda González, se reunión con un grupo de personas que semanalmente son dializadas en el Hospital Regional en la ciudad de Copiapó (son alrededor de unas 40 personas que se dializan los día martes, jueves y sábado) para dar a conocer el nuevo proyecto de construcción de un Centro de Diálisis Municipal, cuyo proyecto ya se encuentra elaborado por parte de los arquitectos de la Secretaria de Planificación Comunal del municipio de Caldera.

Este nuevo centro de diálisis quedará ubicado a un costado del Centro de Salud Familiar de la comuna CESFAM y tendría 3900 metros cuadrados de construcción con una conectividad expedita a las principales vías de la ciudad con conectividad directa a la ruta 5, principal vía troncal del país, además de ubicarse en zona no inundable ante cualquier evento como por ejemplo un tsunami.

Brunilda González, alcaldesa de Caldera, manifestó “En esta oportunidad nos hemos reunido con este grupo de personas dializadas que tenemos en nuestro puerto para presentar el proyecto final, un proyecto que no solo cumple con los estándares de calidad de los centros modernos para que cumplan con la normativa que va a ser vigente del año 2018 por parte del Ministerio de Salud, sino además permite mejorar la calidad de vida en términos generales de dializados que viajan tres veces a la semana, algunos de ellos están en la procuración de órganos, es decir, viajan lo otros días que quedan libres de la diálisis y que deben viajar al hospital para poder hacerse sus exámenes para cumplir con lo que es el trasplante y junto con ellos pudimos con las personas dializadas conversar algunos aspectos de deficiencia que pudiesen ir mejorando durante este año y hemos adquirido algunos compromisos de parte nuestra”.

El equipamiento de este Centro de Diálisis considera máquinas de Hemodiálisis de última generación junto a todos los insumos necesarios, se consulta también la instalación de una planta de ósmosis inversa especial para el centro, donde se ha considerado las condiciones adversas del agua potable local para poder obtener un óptimo funcionamiento de los procesos, lo más importante que también tendrá un área de Diálisis Peritoneal que cuenta con sala de capacitación para los monitores.

Manuel Aguirre, uno de los pacientes dializados, comentó “Me siento muy contento de ver que hay una preocupación por parte de la autoridad por solucionar algunos problemas que hemos tenido y nos ha mostrado en el detalle de esta nueva clínica que viene avanzando con pasos agigantados  y por lo que pudimos observar es una clínica de lujo y con modernas instalaciones con tecnología de punta, estamos seguros que esta nueva clínica en nuestra comuna nos mejorará el estilo de vida para nosotros”.

El municipio de Caldera ya ha gestionado para que a partir de este mes de noviembre los dializados puedan viajar en un bus con las comodidades para ellos, además de un paramédico que los acompañe, con servicio de mejor calidad y que en el fondo los pacientes hagan de una u otra manera más grato el viaje con una carga emocional, pero también con una carga médica muy fuerte, porque salir de una diálisis después de cinco horas, el cuerpo sale muy deteriorado.